Iniciar Sesión
   
Diseños y proyectos

La era inalámbrica
Pedro Castro* 9/3/2011


Las comunicaciones inalámbricas son, posiblemente, las que más se han desarrollado en los últimos tiempos. Forman parte de las pocas tecnologías que confirman la Ley de Moore1 y su predicción de la evolución frenética cada 18 meses.

Actualmente existen tres clases de tecnologías inalámbricas:

Celular: este dispositivo electrónico permite tener acceso a la red de telefonía móvil. Su principal característica es su portabilidad, que facilita la comunicación casi desde cualquier lugar.

WI-FI: es la más utilizada hoy en día, especialmente para las comunicaciones corporativas gracias a su velocidad y alcance (unos 100-150 metros en hardaware asequible). También es llamada WLAN (Wireless Lan) u 802.11 Wireless Networking Standard, según el IEEE (Institute of Electrical and Electronics Engineers). WI-FI no es una abreviatura de Wireless Fidelity; simplemente es un nombre comercial.

Bluetooth: es una especificación industrial para Redes Inalámbricas de Área Personal (WPANs), que permite la transmisión de voz y datos entre diferentes dispositivos mediante un enlace por radiofrecuencia. Facilita la comunicación entre equipos móviles y fijos, y hace posible la creación de pequeñas redes inalámbricas y la sincronización de datos entre dispositivos personales.

Celular, WI-FI y Bluetooth

El desarrollo de este tipo de comunicaciones responde a la demanda de lo que se ha dado en llamar ‘el mundo unplugged’, definido así, no por estar desconectado, sino porque se debe producir con lo que se tiene a la mano.

Si antes una de las motivaciones de compra de una casa o apartamento era la inclusión de la línea telefónica, hoy este aspecto no es un argumento de venta porque es el usuario quien va con ella en su dispositivo móvil. Una demostración del gran avance que ha tenido este servicio.

Colombia no se queda atrás en este tema, pues ha tenido un importante desarrollo inalámbrico, especialmente del sistema de celulares.

En el campo corporativo todavía hay incertidumbre, a pesar de que el crecimiento de esta tecnología será exponencial una vez se superen las dudas.

Solo falta que se desarrolle a gran escala y que genere una confianza similar a la del celular. Las dudas que existen se deben a la creencia de que el sistema cableado es más seguro.

Se suele pensar que sólo el dueño o alguien autorizado por él, nadie más, puede utilizar la comunicación alámbrica. Lamentablemente, existe la posibilidad de que otra persona suplante un ‘accesspoint’ y altere la información. Esta situación también puede presentarse en el sistema inalámbrico debido a malas instalaciones o prácticas, con lo cual se demuestra que en ambos medios la gran preocupación no es la cobertura sino la confiabilidad que generen ante, por ejemplo, un ataque ‘hacking’.

En las empresas es más evidente el temor a implantar el sistema inalámbrico. Anteriormente, los equipos laptop, notebook y desktop solo traían la comunicación alambrada. Hoy además incluyen, mínimo, los tipos de comunicación wireless y conexión
USB modem para celular.

La tendencia indica que los cables dejarán de utilizarse, lo que confirma que, más que la manera como se genere la conexión, lo importante es la seguridad de la misma. Por esto se han desarrollado múltiples sistemas y conceptos que siguen evolucionando, como los túneles DSL o DPL para la comunicación segura de las transacciones en línea.

El túnel trabaja como si se utilizara una cápsula de acero y permite conectarse desde cualquier punto y atravesar una zona ‘peligrosa’ sin correr ningún riesgo.
Otro sistema de protección para redes inalámbricas es el WPA2

(Wi-Fi Protected Access 2), sucesor del WPA. Es hasta ahora el más confiable, razón por la cual algunas compañías que ofrecen comunicaciones inalámbricas lo mezclan con el de túnel, para evitar cualquier tipo de intromisión por parte de extraños y despertar mayor confianza en las empresas.

En casos como un centro comercial o aeropuerto, donde se ofrecen servicios de acceso a internet, y según las condiciones que permitan crear el túnel entre el computador y el servidor de la compañía, se asegurará la información encriptada y así mismo se evitará cualquier robo de la misma. En estas circunstancias, para acceder a la red hay que tener una clave, lo que la hace menos segura. Pero si se trata de comunicación directa con el servidor de la empresa, se crea un túnel que forma parte del esquema de seguridad de la compañía con sus asociados.

Velocidad de conexión

En el cableado estructurado, actualmente se utiliza un ‘nivel 7’de velocidad. En este tema, la tecnología inalámbrica avanza velozmente. Hasta hace poco se hablaba de 802.11b de 11mbps (megabytes por segundo). En el caso de la 802.11g de 54 Mbps, y después de una revisión, se logró una capacidad de 108mbps.

Hoy en día se habla de capacidades de 802.11n de 300mbps, una comprobación más del desarrollo de la giga. En el mundo, sin embargo, sigue dominando el ‘fast internet’.

Realmente, la capacidad giga está en el data center y no en el nivel de la frontera, como se conoce al que está en el escritorio y conectado en forma inalámbrica. Si se analiza lo que se envía al sitio central, se encuentra que la información transmitida por un vendedor, por ejemplo, no es de gran peso, y si por vía
Alámbrica se demora 0,0001 segundos, por vía inalámbrica se podría demorar 3 veces más; esta es una diferencia imperceptible para el usuario.

En conclusión, las grandes velocidades deben estar disponibles los servidores de las compañías, donde se procesa e intercambia un volumen notable de información. La frontera, en cambio, no necesita esa misma velocidad, pues aquí la información transmitida es básicamente transaccional, según formatos establecidos por la empresa. Además, es posible tener varios accesos inalámbricos según la cantidad de usuarios, lo que permite un mayor ancho debanda para cada uno.

Para la transmisión de la información hay muchas tecnologías de la llamada radiación, también conocida como iluminación, que se refiere al espacio que hay que servir con datos o iluminar.
Según el caso, se determina la clase de antenas que se deben utilizar.

Si, por ejemplo, se quiere iluminar un hotel donde hay galerías, oficinas y habitaciones, cuanto más débil es la señal que se recibe en el PC, más lenta será su velocidad de conexión. Esto explica por qué la iluminación depende del espacio por servir, es decir, sus dimensiones, cantidad de usuarios y equipos por utilizar, entre otros aspectos. En el país existen pocas empresas que actualizan sus equipos con frecuencia, por lo que la mayoría utiliza aparatos con sólo redes B o G de 10 a 54 Mbps.

Así, un netbook maneja además A y N, cada una con frecuencia diferente, por lo que si no puede comunicarse a 300, intentará hacerlo a 54 o a 11mbps.

Asegurar lo importante: la información

La comunicación en internet es insegura; por tanto, al utilizarla, es el usuario quien genera la protección. El resguardo en el intercambio de datos también tiene que ver con el control de contenidos.
Así, por ejemplo, un hotel podría optar por verificar los accesos de sus zonas comunes y dejar sin supervisar el interior de las habitaciones.

En caso de encriptar la información de una compañía, la cual se realiza en el data center, es necesario entrar al portal de la misma y, con el nombre del usuario y su contraseña, establecer el túnel. De ahí en adelante se pone en marcha la seguridad, para controlar los datos a los que accede el empleado dentro de la empresa.

En Latinoamérica, uno de los países con mayor desarrollo en tecnologías inalámbricas es Colombia. Estas soluciones disponibles permiten reconsiderar la planta física de las compañías, según las labores que ejecuten los empleados, así como las dotaciones y recursos necesarios para efectuar los trabajos. Hoy es más viable que la empresa garantice a sus empleados una buena conexión a internet desde sus casas, para facilitarles el trabajo a distancia sin sacrificar la seguridad de la firma. Esto se conoce como ‘trabajo verde’. En este contexto, es evidente que las cifras de desempeño migran y se transforman a medida que la tecnología evoluciona.

Los costos de implementación de sistemas inalámbricos se reducen considerablemente si se tiene en cuenta que no exige canaletas, lo que permite flexibilizar el espacio. Además, estos sistemas hacen roaming o comunicación entre las diferentes antenas o puntos de acceso.

Con esto es claro que, mientras la arquitectura impone las condiciones estéticas de la tecnología, ésta última debe brindar las soluciones para que las empresas aseguren su información, en un espíritu de servicio al usuario.

Las grandes velocidades deben estar disponibles en los servidores de las compañías, no en la frontera,
pues es ahí donde se procesa e intercambia un volumen notable de información.

* Ingeniero electrónico de la Universidad Distrital, con estudios en Alta Gerencia. Amplia trayectoria y conocimientos en tecnología. Gerente de SonicWALL para la región andina y el Caribe.

Fuente: Revista Iluminación&Redes Ed. 6




Información relacionada
Más sobre este tema
La estructura metálica de la Torre Norte (204 metros), llegó a la altura máxima este 24 de agosto de 2018 con la instalación de las dos últimas vigas que completan las 8,350 toneladas de acero estructural utilizadas solamente en esta torre...............
 Califique este artículo  
ima
ima
ima
ima
ima
ima
( 53 - votos )



INICIO LICITACIONES PRESUPUESTAR CONSTRUPEDIA PROVEEDORES REVISTAS SOFTWARE
 
Catálogo de Outsourcing - un producto Legis
Avenida Calle 26 # 82-70, Bogotá D.C. | Soporte Técnico en Bogotá: (57 1)4255200 - Opción 2 y nuevamente 2 Soporte Técnico en el resto del país: 018000912101 - Opción 2 y nuevamente 2
Ventas: Bogota (57 1) 4255255 Ext. 1618 - 1224 - 1544 - 1571 / Cali (092) 6081800 Ext. 2238 Barranquilla: (095) 3696200
Ext. 5254 - 5217 / Medellín: (094) 2314804 Bucaramanga: (097) 6300273 Ext. 7620
Editorial: (57 1) 4255255 Ext.1411
CONSTRUDATA@LEGIS.COM.CO
Línea Ética de Denuncias

Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.

Legis S.A. NIT 860.001.498-9
© Copyright 2012