Soluciones de Pintura

   

Superficies y tratamientos

   

Cada actividad a realizar debe adecuarse a las necesidades y el presupuesto del propietario, a los requerimientos de protección y a eventuales exigencias específicas del condominio.

El tipo de pintura, por su parte, varía de acuerdo con factores como la composición del sustrato (la base), el medio ambiente donde está ubicado y la actividad misma, que puede ser tan simple como repintar un muro envejecido hasta escoger la laca más apropiada para un piso en madera o el tratamiento capaz de resistir temperaturas extremas en la caldera.

En el cuadro que sigue aparecen recomendaciones generales para ejecutar los trabajos más usuales en los edificios, éstas le permitirán al administrador o al copropietario saber qué debe exigir en cada caso al contratista de pintura.

En la columna  "Tratamiento" se menciona el nombre genérico de las pinturas por aplicar (vinilo, esmalte, pintura acrílica, etc.) sin recomendar ningún fabricante, pues cada uno ofrece diferentes calidades, precios y colores que el interesado debe consultar directamente con sus distribuidores.

Tipo de Trabajo
Tratamiento
Muros y techos interiores nuevos con pañete o revoque Prepare la superficie utilizando estuco. Aplique una mano de vinilo para preparar la base y luego dos o tres manos de vinilo para el acabado final y el color. También pueden aplicarse tres manos de pintura acrílica.
Muros y techos interiores reparados Repare previamente cualquier daño. Si existen goteras o humedades, por ejemplo, corríjalas (consulte el capítulo Soluciones de Impermeabilización). Resane o repare las grietas con estuco, aplique una primera mano de vinilo económico y luego dos manos del vinilo final. También pueden aplicarse tres manos de pintura acrílica.
Muros interiores nuevos con ladrillo a la vista Limpie muy bien la superficie y aplique una mano de vinilo económico y luego dos manos de vinilo final. Si lo prefiere, aplique una mano de barniz transparente, que conserva el color del ladrillo y lo protege.
Muros exteriores con pañete o revoque Aplique directamente sobre el pañete o revoque una mano de vinilo económico y luego dos o tres manos de vinilo para el acabado final y el color. Alternativamente, use sobre el pañete pinturas plásticas del tipo Pintuplast o Graniplast.
Muros exteriores pintados con carburo, cal o cemento blanco Elimine la pintura con cepillo de alambre. Lave el muro con ácido muriático, enjuague y deje secar. Aplique finalmente el acabado que desee (vinilo, pintura acrílica o pintura plástica) con las recomendaciones que aparecen en este cuadro.
Muros exteriores en ladrillo a la vista Aplique dos manos de pintura hidro-repelente, que está formulada para proteger las fachadas contra la penetración del agua, contra el polvo y contra la formación de hongos. Estas pinturas son transparentes mate y no alteran la apariencia del ladrillo.
Madera nueva Para acabados naturales utilice una base y un acabado compatible del mismo fabricante y aplíquelos siguiendo las instrucciones en cada caso.
Si desea color utilice esmaltes.
Madera repintada Lije suavemente las superficies, limpie y aplique el acabado de barniz transparente o esmalte.
Hierro y Acero Limpie el óxido, grasas y mugre, aplique anticorrosivo y luego acabado en esmalte.
Aluminio o hierro galvanizado Limpie grasas y mugre, aplique luego un acondicionador de tipo wash primer y luego acabado en esmalte.
Superficies de asbesto-cemento Lave muy bien las tejas o láminas planas con una solución de 9 partes de agua por una de ácido muriático, enjuague y deje secar antes de aplicar la pintura de acabado, que puede ser Esmalte brillante.
Materiales de PVC Las tuberías de PVC deben lijarse en seco y limpiarse luego con thinner. El acabado puede ser Esmalte brillante.
Adaptado del manual Cómo pintar bien de PINTUCO.
 
Atrás
Adelante