BLOGS
 
Regresar Ir a blogs

Retos de la Ingeniería para el presente siglo

Ing. Germán Urdaneta Hernández
8/12/2011 4:50:41 PM

Colombia inició el año sumergida en una tragedia Si mi abuelo, que combatió en la batalla de Palonegro, hubiese recibido mi invitación para abordar un automóvil, con el fin de dirigirnos a un aeropuerto, usando una excelente ca-rretera pavimentada, y allí abordar un aeroplano para dirigirnos en materia de horas a Houston para atender una consulta con el mejor especialista del mundo para controlar su enfermedad; y si mientras viajamos al puerto aéreo escuchamos en la radio la noticia sobre el último terremoto, cuyas imágenes podemos ver en los televisores de la sala de espera, ciertamente habría quedado desconcertado. Y si además, cuando yo accediese al computador gratuito que encuentro en la sala VIP, y a través del Internet, encuentro las últimas noticias acerca de los planes de explorar a Marte con unos excelentes gráficos generados en ambiente de realidad virtual, mientras tomamos un café colombiano prepa-rado en una greca automática en una sala con un agradable ambiente regulado con aire acondicionado, ciertamente su asombro no tendría límites. Y se trata de un hombre que sale del siglo XIX y se enfrenta a algunos de los grandes logros del siglo al cual ingresa, y todos estos logros han sido posibles gracias a la presencia de la Ingeniería, que siempre ha logrado hacer realidad lo que la ciencia sueña.

Hoy día, la National Science Foundation de los Estados Unidos ha acometido la tarea de pronosticar cuáles serán los retos más importantes que debe afrontar la Ingeniería de Hoy para satisfacer su misión histórica frente a la sociedad.

El ciudadano común y corriente disfruta hoy los grandes adelantos que habría disfrutado mi abuelo. Y sin embargo, ninguno de ellos se debe a la Ingeniería nacional. Pero si han sido los Ingenieros quienes han construido las centrales de energía, carreteras, los aero-puertos, los edificios, han montado las tecnologías de la información e infinidad de apli-caciones, derivadas de la tecnología mundial. Y a la vez han ideado una infinidad de mecanismos, a cual más ingenioso, para el beneficio de la humanidad.

Y hoy, que estamos ad portas del arranque real de este siglo XXI ¿Qué nos espera?, ¿Será que podremos desarrollar el futuro de un país que hay que reconstruir basándonos en la aplicación de la tecnología de nuestros antepasados aprendida en las aulas por transmi-sión directa de nuestros venerables maestros?

Para poder formar una generación para enfrentar los retos del futuro, no le podremos ofrecer las tecnologías del futuro, pues no las conocemos aún. Pero tampoco bastará con enseñar las mejores tecnologías de ayer, pues se quedarán cortas ¿Cuál es pues el reto de la educación futura? Es necesaria una reflexión sobre los retos que debe afrontar la Inge-niería colombiana como parte de una comunidad global, pero también como líder en el desarrollo del país. Esta identificación, que solamente pretende convocar a la opinión para replicar en el país lo que se ha hecho en los Estados Unidos, puede plantear un escenario adecuado para poder definir con claridad el escenario de la educación de los ingenieros para los próximos años.

El aporte de la Ingeniería al desarrollo del país no solamente se debe plantear desde la vista retrospectiva, de naturaleza histórica. También es necesario mirar prospectivamente hacia el futuro.

Cuando un bachiller ingresa a la Universidad, accede a la posibilidad de obtener un con-junto de conocimientos, que combinado con algunas habilidades y destrezas le permitirán convertirse en un lapso de unos 5 años en un profesional en alguna rama especifica del saber humano. Por lo menos así lo certifica la institución a la cual ingresó.

Al egresar, se enfrenta a un mundo laboral muy competido, regido por el dios dinero y en el cual le exigen el pleno dominio de todo lo que su patrón de turno necesita. Y este pues tiene razón, en parte. Como cualquier producto que adquiere, por el cual paga, y debe esperar que esté completo. La diferencia es que una persona NO es un objeto.

Sin embargo la realidad es otra. El producto no está completo. Consideremos por ejemplo, el volumen del conocimiento que se debe adquirir. Tenga en cuenta que mientras lee estas dos páginas, en alguna parte del mundo se está publicando un par de artículos sobre la Ingeniería, que sin duda aportan una nueva dosis de conocimiento a lo que ya se sabe. ¿Tendrá la oportunidad de obtener este conocimiento una persona que aspire a jubilarse de estudiante al cabo de cinco años y cuya meta es estudiar cinco años a la carrera para ejercer una carrera durante toda la vida?

El ritmo de duplicación de los conocimientos en el entorno mundial hace rato superó la barrera de los 5 años. Que es lo que dura la “formación” de un buen ingeniero.

Pensemos en esto. Al egresar, dentro de 5 años, el estudiante que hoy ingresa a la Uni-versidad se va a enfrentar a un universo que sabrá mucho más del doble de lo que sabe hoy. Es decir que su conocimiento, si bien le va, es apenas la mitad de lo que debería sa-ber para enfrentarse a los retos de la época en la cual se debe desempeñar. Y esto es cuando este recién salido. ¿Qué pasará al cabo de cinco o diez años más? El estudiante, jubilado de estudiar, se ha quedado con lo que aprendió y lo repite permanentemente pues no tiene más remedio. Sin importar el grado de obsolescencia de su conocimiento. ¡Y se llega a las bodas de oro! Pero si hasta a los buses los chatarrizan antes de esa edad. Y eso que estos tienen mantenimiento.

¿Será éste el Ingeniero que necesita el país?

OTROS ARTICULOS PUBLICADOS

Comentarios Comentar Imprimir Imprimir
Ing. Germán Urdaneta Hernández

Soy Ingeniero Civil de la Universidad de los Andes, egresado hace 50 años y por un lapso de 9 años fui Decano Académico de dos prestigiosas facultades de Ingeniería Civil en Bogotá.


INICIO LICITACIONES PRESUPUESTAR CONSTRUPEDIA PROVEEDORES REVISTAS SOFTWARE
 
 
Catálogo de Outsourcing - un producto Legis
Avenida Calle 26 # 82-70, Bogotá D.C. | Soporte Técnico en Bogotá: (57 1)4255200 - Opción 2 y nuevamente 2 Soporte Técnico en el resto del país: 018000912101 - Opción 2 y nuevamente 2
Ventas: Bogota (57 1) 4255255 Ext. 1618 - 1224 - 1544 - 1571 / Cali (092) 6081800 Ext. 2238 Barranquilla: (095) 3696200
Ext. 5254 - 5217 / Medellín: (094) 3605300 Ext. 4263 Bucaramanga: (097) 6300273 Ext. 7620
Editorial: (57 1) 4255255 Ext.1411 | Email: construdata@legis.com.co

Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.

Legis S.A. NIT 860.001.498-9